22 de mayo de 2017

El monarca de las sombras, de Javier Cercas



Editorial: Ramdon House
Género: Narrativa
Páginas: 281
ISBN: 9788439732570
Publicado en febrero de 2017






El tío abuelo falangista

Manuel Mena es el principal protagonista del libro. Es tío abuelo por parte de madre de Javier Cercas. La historia de Manuel Mena no tiene nada de prosaica ni heroica, porque más allá de sus éxitos en el campo de batalla, la guerra que le tocó librar era entre sus propios conciudadanos, y en una guerra civil no hay lugar para la gloria sino más bien todo lo contrario. Javier cuenta en el libro que su tío se fue muy joven a la guerra, era un falangista convencido, pero después de los primeros meses en el frente de batalla y de padecer los horrores de la guerra, empezó a comprender la inutilidad de la contienda. El libro hace un repaso rápido por los destinos en los que estuvo Manuel Mena y relata también la prematura muerte en combate del joven. Cercas desmitifica la figura de su tío y lo convierte en lo que fue, un simple peón que se sacrificó por una causa equivocada.

Ibahernando

En la obra de Cercas su pueblo natal, Ibahernando, parece un personaje más con vida propia. El escritor cuenta cómo durante muchos años su familia ha estado ligada a este pueblo extremeño. En el relato vemos que supuso para los habitantes de este pequeño pueblo el golpe de estado y cómo desde las primeras horas los vecinos se sumaron a los golpistas. También cuenta que algunos vecinos, los más próximos y entregados a la República fueron represaliados por defender la legalidad vigente.


La justificación de Cercas

La verdad es que me costó entrar en el libro de Cercas, porque al comienzo de la obra incide una y otra vez en los motivos por los que se decidió a contar la historia de su tío abuelo y de su familia. A mi me costaba entender por qué un escritor tan consagrado como Cercas tenía que explicar los motivos que le habían llevado a escribir este libro. Luego he entendido que si hubiera contado la historia sin más, los ataques que le han dirigido desde ciertos sectores de la extrema izquierda habrían sido todavía más encarnizados y brutales de lo que han sido. He visto un par de artículos en medios digitales muy injustos en donde no le han llamado facha de milagro. En los comentarios de los lectores de esos dos artículos los disparates y las descalificaciones dan vergüenza ajena, aunque haciendo honor a la verdad también hubo gente que defendió al autor. Si,  Manuel Mena fue un falangista que luchó con el bando nacional, pero en ningún momento Cercas nos presenta a su tío como un héroe. Fue uno de tantos que se equivocó y dio su vida por una causa, que él creía noble, pero que el tiempo demostró que fue una infamia.

Por el amor a una madre

Todo el libro me ha gustado, pero si tuviera que quedarme con algo muy concreto, sería con los pasajes en los que aparece Blanquita, la madre de Cercas. El amor de Javier por su madre es digno de mención. De hecho, es la madre de Cercas la que siempre le ha hablado a su hijo de Manuel Mena y parece que el libro esté escrito precisamente para ella. Una persona que quiere tanto a su madre tiene que ser un tío cojonudo sí o sí. Bravo Javier por darnos a conocer a tu madre, y hazle caso y no vendas la casa de Ibahernando.

Javier Cercas: un escritor excelente

Es el tercer libro que leo de Javier Cercas y tengo que reconocer que para mi ya es uno de mis autores favoritos de siempre. No sé si es casualidad, pero los tres libros que he leído son de no ficción (o de muy poca ficción, no sé como llamarlo). En los tres libros se cuentan hechos verídicos y en El impostor y El monarca de las sombras, el propio Cercas es un personaje protagonista con un peso muy destacado. La reflexiones que hace Cercas me parecen muy brillantes, se ve que es un señor con dos dedos de frente y lo mejor de todo es que te hace pensar. No es un autor que te lo de todo hecho, te tienes que implicar y meterte tu también en el relato y sacar tus propias conclusiones. El siguiente libro que lea de Cercas espero que sea una novela, porque si lo hace la mitad de bien que en estos tres libros, seguro que me va a gustar. Ahora a continuación os cuento muy brevemente mis otras dos aproximaciones a la obra de Javier Cercas.

Hace unos años leí Anatomía de un instante y me pareció una pasada de libro. Anatomía de un instante es un libro fundamental para entender el 23F, donde se detalla con minuciosidad las intrigas, presiones y confabulaciones de los principales actores del fallido golpe de estado, antes, durante y después de ese día aciago. Conoceremos como se gestó, y que opinaban, tanto los que lo llevaron a cabo, como los políticos más relevantes que en ese día lo sufrieron desde el congreso de los diputados, centrándose especialmente, en las figuras de Adolfo SuárezGutierrez Mellado y Santiago Carrillo. Imprescindible para conocer el peligro que corrió la democracia el 23F y también para comprender la política de los últimos 35 años en España.

En en blog, también reseñé El impostor. Otro magnifico libro de Cercas en el que conocemos la historia real de uno de los mayores mentirosos de la reciente historia de España. Os dejo un pequeño extracto de lo que comenté en su día:  La historia que cuenta El impostor, es la del ahora nonagenario Enric Marco. Marco, al igual que hizo Alonso Quijano inventándose a Don Quijote, se inventó un personaje que decía haber vivido en la clandestinidad, ser un activo antifranquista y que quiso rematar su pastel de mentiras con la guinda de que había estado en un campo de concentración nazi. La diferencia entre Don Quijote y Marco es que el primero estaba completamente loco mientras que Marco mentía a conciencia. Pero lo mejor de todo es que Enric Marco estuvo más de treinta años mintiendo como un bellaco y todo el mundo lo creyó.

El comienzo de la novela

Se llamaba Manuel Mena y murió a los diecinueve años en la batalla del Ebro. Fue el 21 de septiembre de 1938, hacia el final de la guerra civil, en un pueblo catalán llamado Bot. Era un franquista entusiasta, o por lo menos un entusiasta falangista, o por lo menos lo fue al principio de la guerra: en esa época se alistó en la 3.ª Bandera de Falange de Cáceres, y al año siguiente, recién obtenido el grado de alférez provisional, lo destinaron al Primer Tabor de Tiradores de Ifni, una unidad de choque perteneciente al cuerpo de Regulares. Doce meses más tarde murió en combate, y durante años fue el héroe oficial de mi familia.



El monarca de las sombras. Entrevista a Javier Cercas




Nota
9/10